Publicado: 11 de Octubre de 2013 a las 10:59

 

Introducción a la Actividad.

La investigación privada es una herramienta eficaz en campos tan diversos como la empresa, los seguros y la investigación de siniestros, mutualidades y contingencias laborales, o situaciones de conflicto de ámbito privado; medio de conocimiento directo y veraz en cuestiones tan relevantes y delicadas como informes de conducta, patrimoniales y económicos, regímenes de custodia, personas desaparecidas… Labor desconocida para gran parte de los empresarios y particulares, pero al alcance de cualquier persona y con innumerables aplicaciones y un alto grado de efectividad. Esta actividad profesional se encuentra regulada por el Ministerio del Interior y tutelada por sus Colegios Profesionales y es llevada a cabo por detectives con habilitación administrativa, titulados con formación universitaria específica en Criminología y Ciencias de la Seguridad. En ISDP Detectives privados contamos con la dilatada experiencia de dos generaciones en activo de investigadores Privados, lo que nos dota de la perspectiva necesaria y el bagaje de intervenciones efectivas para un amplio conocimiento de la investigación aplicada en cuanto a casuística, vías de aplicación y resolución de las problemáticas que afrontan por nuestros Clientes.


El Informe del Detective es un documento informativo-acreditativo coherente y estructurado, basado en un trabajo objetivo, riguroso y bien fundamentado, que traslada de manera pormenorizada las informaciones, hechos objetivos y circunstancias de las que aporta testimonio el profesional. Consta de  una rigurosa labor de documentación y el resultado de pesquisas e indagaciones contrastadas, respaldadas con material gráfico y testimonios recabados, a los que se le dota de un elemento subjetivo-valorativo consistente en el análisis del material de que se ha hecho acopio, planteamiento de hipótesis de investigación, que en base al criterio profesional y experiencia del Detective derivan en conclusiones y recomendaciones de actuación, con lo que el detective añade a su desempeño fundamental de informador una labor de asesoramiento. Los informes adquieren validez jurídica una vez son ratificados por el profesional ante los Tribunales en base al testimonio del Detective en calidad de testigo-perito. Prueba reconocida en los procesos judiciales, es un elemento determinante en las esferas de decisión y coadyuvante en todo tipo de negociaciones que requieran de un sólido respaldo documental.

La labor del Detective Privado es exhaustiva, discreta, eficaz, objetiva e independiente, por tanto, ajena a condicionamientos externos; un servicio especializado al alcance de cualquier persona física o jurídica que pretenda dotarse de medios válidos para defender sus legítimos derechos e intereses, en actividades públicas, profesionales o mercantiles o en el ámbito personal y familiar. La aportación de pruebas en demandas privadas, informes de conducta, solvencia y patrimoniales, bajas y lesionados, simulación de siniestros, búsqueda y estado de personas y bienes, incumplimientos contractuales, instalación y verificación de medios técnicos, control de flotas, vigilancia y control, competencia desleal, materia laboral, fugas de información,  contraespionaje industrial, piratería informática, patentes y marcas, investigación de delitos privados, contravigilancia o el intrusismo, son algunos de los campos de aplicación de esta labor, con la que particulares y empresas pueden verse respaldados.

ISDP y su grupo de investigación de referencia, en el que se agrupan profesionales independientes y reputadas agencias de investigación, pone a su alcance formación y conocimientos, medios humanos y técnicos y experiencia en Investigación y Seguridad privadas.

No dude en exponernos su caso, que será estudiado y atendido con la mayor discreción y diligencia.


Proceso y Fines de la Investigación

En cuanto a procedimiento y metodología de trabajo, en términos generales primará:

  • El tratamiento individualizado y confidencial, personal y directo con el Solicitante, de sus asuntos y las informaciones que nos sean facilitadas, así como toda aquellas que pudieran conocerse durante la investigación.

  • Un proceder profesional: riguroso y exhaustivo, en el que primen el respeto a la legalidad, la eficacia y la optimización de la inversión del Cliente.

  • La máxima discreción en el desarrollo de la investigación, prevaleciendo el sigilo en las actuaciones, sobre la precipitación de posibles resultados esperados.

  • El carácter objetivo e independiente de la labor del Detective, siendo los Informes fiel reflejo de la realidad observada, sin condicionantes, juicios de valor, especulaciones o interpretaciones sesgadas de los hechos, sin menoscabo de la valoración de cada caso por el profesional Detective, en base a sus conocimientos y experiencia y el asesoramiento que pueda requerir el Cliente.

Para dotar a nuestra labor de la solidez precisa, se requiere un estudio pormenorizado de cada caso que determine en primer lugar la conveniencia de nuestra intervención, eludiendo una ejecución precipitada y la búsqueda de resultados inmediatos o cualquier actuación que pueda comprometer su desarrollo y dar al traste con la investigación. Una ejecución acertada y el planteamiento adecuado de la investigación (estudio, documentación, sigilo, constancia y adecuación del operativo), pondrá de manifiesto las circunstancias sospechadas, de existir éstas, sin dar lugar a que sean interpretadas como ocasionales, sino con el establecimiento de pautas, que demuestren la veracidad de los hechos o la habitualidad de posibles conductas de las que podamos ser testigos y la obtención de todo el material probatorio preciso, ajustado a Derecho.

Entre otras actuaciones durante la investigación, se llevará a cabo

  • La Verificación de los datos aportados por el Cliente.

  • Localización, identificación y circunstancias del objeto/sujeto de Investigación. Caso de no ajustarse a la realidad las informaciones de las que dispone el Solicitante, se actualizan y complementan, realizando las indagaciones precisas para determinar el paradero de la persona/objeto de informe y las circunstancias de interés que le son propias.

  • Comprobación de los hechos, actividades o circunstancias Investigadas. Con especial relevancia, las que constaten o resulten incompatibles con la situación o hechos que se presumen. Acopio de documentos y elementos de prueba.

  • Traslado descriptivo pormenorizado, documentado y razonado al Informe de Investigación y en su caso, de actividades. Con el apoyo documental-testifical, de registros de vídeo, audio y fotográfico, para ilustrar en especial las situaciones  de relevancia que sean puestas de manifiesto. Detalle de rutinas y circunstancias, ámbitos de actividad, personas y sociedades relacionadas, intereses…”